24 DE MAYO: Día internacional de las Mujeres para la Paz y el Desarme Imprimir

imagen alusiva del día de las mujeres para la paz y el desarme

La conmemoración de esta fecha comenzó en Europa en los años de los 80, cuando centenares de millares de mujeres se unieron contra las armas nucleares y el incremento de armamentos. Desde la conferencia mundial de la O.N.U. sobre mujeres, en 1995, en Beijing, el Movimiento Internacional de la Reconciliación (MIR) y la Oficina Internacional de la Paz han publicado este paquete para levantar consciencia y aumentar apoyo para las iniciativas de mujeres por la paz.

A nivel internacional se ha premiado el trabajo de mujeres que han luchado en cada uno de sus países por promover la paz, la reivindicación de los derechos humanos, el desarrollo de iniciativas no violentas y el apoyando a la resistencia civil contra la guerra.

En El Salvador esta fecha es poco conocida, sin embargo, este año queremos recordar la labor de todas aquellas mujeres que dentro y fuera de las organizaciones populares trabajan día a día para reivindicar mejores condiciones de vida y el respeto a los derechos humanos, para romper con la discriminación y subordinación de las salvadoreñas en la sociedad, uno de los más resistentes y profundos problemas con el que nos enfrentamos en todos los ámbitos.

El potencial organizativo y de lucha de las mujeres se ha expresado a través de todos los tiempos variando según las necesidades sentidas en cada época de la historia.

La participación social  y política de las mujeres salvadoreñas durante la primera mitad del siglo XX de acuerdo con la poca información existente, estuvo en las huelgas y manifestaciones populares que precedieron a la insurrección de 1932, en donde el hecho mas importante que se registra es: la marcha de las mujeres, la cual fue reprimida en las calles de San Salvador, también se constata una importante participación de las mujeres  en la huelga de brazos caídos de 1944 que derrocó al General Maximiliano Hernández Martínez.

La lucha por el voto femenino se remonta a finales de los años veinte y principios de 1930 cuando Prudencia Ayala en ocasión de la efervescencia política que sustituiría al doctor Pío Romero Bosque, exigió el voto para las elecciones del año, además de lanzarse como candidata a la presidencia. Esta demanda causo conmoción dentro de una sociedad inminentemente patriarcal, declarándola de inconstitucional, aun cuando en la Constitución de 1866 no negaba de una manera explícita los derechos de las mujeres. 

La década de los 50 se caracteriza por  la lucha sufragista que llevó a la reforma constitucional, que estableció el voto universal sin impedimento alguno. Se comienza a elegir las primeras mujeres para cargos públicos como la primera alcaldesa, Rosario Lara por Berlín, departamento de Usulután y  aparece la primera  mujer diputada en la asamblea legislativa.

Durante los años 60 se presentan huelgas obreras y paros magisteriales, que contaron con el aporte decidido de las mujeres. Las maestras, las estudiantes, mujeres pobres de las zonas marginadas, campesinas y obreras incorporadas en sus organizaciones mixtas sectoriales, dinamizaron con su presencia las luchas populares que dieron lugar al movimiento popular de los años 70.

Entre  el periodo de 1957 y 1969  la  Fraternidad de Mujeres logró aglutinar a más de 1,500 mujeres vendedoras de mercados, profesionales, maestras y enfermeras.

1960 surge el Comité de Mujeres Sindicales y en 1970 el Comité Provisional de mujeres, dando origen a la Asociación de Mujeres Progresistas AMPES en 1975.

Estas organizaciones son las antecesoras del movimiento de mujeres, ya que se constituyen como espacios femeninos y presentan  propuestas, reivindicaciones y estrategias de acción propias de su género.

Es importante destacar, que por medio de estas organizaciones y del trabajo diario por la paz que los movimientos realizan, se han logrado en el país grandes cambios a favor de los derechos de las mujeres, entre ellos:

•    Ley contra la violencia intra familiar
•    Creación del ISDEMU
•    Política Nacional de la Mujer
•    Declaración de 25 de noviembre como “Día Nacional  por la No Violencia contra la Mujer
•    Declaración del 21 de junio como Día por una Educación no Sexista.
•    Ley de Finiquito Moral para candidatos y funcionarios públicos.
•    Ley de Igualdad, Equidad y Erradicación de la Discriminación contra las Mujeres
•    Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres



San Salvador, 24 de mayo de 2012