Entrevista a María del Rocío Gaytán Print

Rocío Gaytán: “Solamente me importa el bienestar de las mujeres”


Originaria de Guadalajara, México. Ojos azules, tez blanca, cabello cano. A sus 52 años, en su distinguida carrera, ha sido diputada en el Congreso del Estado de Jalisco, impulsó la creación de la Comisión de Equidad de género y la legislación contra la violencia de género.

Fue diputada federal en la 57 Legislatura del Congreso de la Unión, Presidenta del Instituto Jalisciense de las Mujeres. Desde 2007, se desempeña como Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres- México (INMUJERES) y además, ocupa desde noviembre de 2010, la Presidencia de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), establecida desde 1928 y considerada como el primer órgano intergubernamental creado con el propósito de asegurar el reconocimiento de los derechos civiles, políticos, económicos, sociales y culturales de las mujeres.


¿Cuál es el propósito de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM)?

Esta es la Comisión más antigua que existe de las mujeres. Se conformó con el propósito de tener un espacio donde discutir y donde compartir las experiencias, las necesidades de las mujeres. Es un espacio donde participa el hemisferio de los países del Continente y el Caribe, está muy bien representada, se hablan 4 idiomas, es una mezcla de ideologías, de culturas… es un espacio bastante interesante.
Hace cuatro años, platicamos y nos preparamos para fortalecer a la CIM y que se convirtiera en un espacio político, fuerte, que pudiese escucharse en la Organización de Estados Americanos (OEA), que pudiéramos transversalizar, que pudiéramos estar en todos los temas donde interviene la mujer de alguna u otra forma.

¿Cuál es el principal objetivo de la CIM?

Lograr que se oiga a la CIM a través de las Ministras de la Mujer de cada país y también fortalecer la “Convención de Belém Do Pará”, adoptada en Brasil, el 9 de junio de 1994.

¿Qué acciones realiza la CIM a favor de las mujeres?

A través de las Ministras de la Mujer, llevamos la responsabilidad en nuestros países de la política de igualdad y el respeto a los Derechos Humanos de las mujeres. En las reuniones, cumbres, entre otros tomamos acuerdos, que vayan en beneficio de ellas y los elevamos a nuestros Gobiernos.

¿Qué ha significado para México asumir la Presidencia de la CIM en 2010?

Una gran responsabilidad pero, también un gran entusiasmo, asumir el reto de elevar a la CIM como un órgano rector en la OEA en materia de derechos humanos de las mujeres y de la igualdad de género. Todo esto ha representado un verdadero reto y se ha logrado por el acompañamiento que han dado todas las Ministras.

¿Qué papel juega Rocío Gaytán en el diario vivir de las mujeres mexicanas?

En el diario vivir de las mujeres… INMUJERES es un órgano rector de la Política de Igualdad, depende directamente de la Presidencia, no está en ninguna otra secretaría. Durante todos los días debo estar muy atenta a todo lo que está sucediendo en el país respecto a las mujeres. Por otro lado, trabajar con cada una de las 224 dependencias federales para que apliquen las medidas de igualdad que por Ley corresponden. Entonces se debe hacer mucho lobby, mucho contacto, mucho trabajo con el poder judicial y legislativo, con los Estados, con los municipios; nosotros tenemos 31 Estados y el Distrito Federal. Además, hemos promovido la creación de mil 200 oficinas en mil 200 municipios de atención a las mujeres.

¿Qué logros se han tenido en el transcurso de los años a través de la CIM?

Hemos logrado involucrarnos en muchos temas en relación a la mujer. Por ejemplo: recientemente estuvimos aquí en la reunión de seguridad y logramos meter en el párrafo la problemática desde cómo lo vivimos las mujeres; hoy estamos con los Ministros de Trabajo. Esos son nuestros avances: transversalizar la perspectiva de género.

¿Cómo llega a INMUJERES?

Vengo de una madre que se hizo cargo de sus hijos…tres hijos y lo hizo sola. Vengo de un estrato, que no diría de extrema pobreza, porque si iba a la Escuela pero, empecé a trabajar desde muy chica con mi madre, veía lo difícil que era para ella, la falta de oportunidades que había, lo pesado que era para ella tener que salir a trabajar y a la vez estar al pendiente de su hogar. Yo creo que todo eso me sensibilizó mucho, y empecé a preocuparme, a querer cambiar las cosas y es así, como empiezo a trabajar desde mi municipio, después en el Congreso Local, yo vengo desde Regidora, después en el Congreso Federal y luego en un Instituto Estatal.





¿Cuánto tiempo tiene de trabajar en el tema de los derechos de las mujeres?

Lo hago desde hace 28 años.

¿Qué han significado éstos cuatro años para Rocío Gaytán estar a cargo de INMUJERES?

Los mejores de mi vida, aparte que he envejecido mucho.

¿Qué es lo nuevo que descubre como Ministra de la Mujer en México?

Creía que conocía la mayoría de la problemática: la violencia, la pobreza, la discriminación. Pero, uno de los temas que más me sorprendió y que se ha vuelto un problema fuerte y serio es la Trata de Personas. Considero que siempre ha estado ahí pero, no lo recocíamos como tal. Es un tipo de esclavitud, de violencia, que engancha muchísimas mujeres. Eso nos puso a trabajar y reformar Leyes, hacer Protocolos, para prevenir y sancionar este delito. Tenemos conocimiento que es el tercer negocio ilícito más grande a nivel mundial.

¿Qué ha representado para usted ser Ministra de la Mujer?

Una gran responsabilidad y una gran oportunidad para poner los pies sobre la tierra. No pensar que sólo mi entorno es la realidad, la realidad es todo mi país, la realidad es estar al frente de la Comisión Interamericana de Mujeres (CIM), es decir de toda la región. Yo puedo ahorita estar comiendo en un restaurante pero, hay miles, miles y miles de mujeres que no lo pueden hacer, entonces la realidad no es mi vida, la realidad es la vida de todas ellas y para cada una de ellas es distinta.

¿Cuál es la situación de las mujeres a nivel regional?

Las mujeres enfrentamos violencia, discriminación, salarios diferentes, dobles jornadas laborales, falta de justicia para las pensiones alimenticias, embarazo adolescente, entre otros.

¿Qué avances se han logrado?

La visibilización de los programas de prevención, en algunas partes con la sanción, pero todavía dejamos mucho que deber a una mujer que es víctima de violencia, ante la justicia.

De cara al segundo año, que va a iniciar en la presidencia de la CIM ¿Cuáles son sus expectativas?

Seguir siendo este espacio de voz política fuerte, reforzar la “Convención de Belém Do Pará” convertirla en un mecanismo que nos ayude a obligar a nuestros Estados a avanzar en contra de la violencia hacia las mujeres.

¿Cuál será la forma de trabajo?

Emitir declaratorias para que sean aprobadas y asumidas por los Gobiernos. Necesitamos trabajar mucho en este tema, conocerlo y proponer acciones cada vez más integrales para enfrentar los diferentes delitos y la violencia de género de manera conjunta con los países. Por ejemplo: una mujer que desaparece en Honduras la podemos encontrar en México. La Trata de Personas afecta más a mujeres y niñas.

¿Cómo es la relación de El Salvador con la CIM?

La relación entre México y El Salvador, ha sido muy cercana, de aprendizaje mutuo, de asesoría en algunas cosas que nosotros ya nos equivocamos y que podemos decirles un poquito, como no equivocarse ante ciertas acciones. Por parte de El Salvador existe una gran preocupación, y ocupación en el tema de las mujeres. Nuestra misión es permanecer integrados para buscar soluciones comunes, ante problemas comunes.

¿Qué experiencia a ganado México en el tema de Igualdad?

Tenemos 6 años con la Ley de Igualdad, ha sido nuestra columna vertebral. Ha permitido que deje de ser una idea del Instituto, para pasar a ser una Ley General que obliga a todo el Gobierno a aplicarla. Esta columna vertebral nos ha permitido avanzar en el tema de presupuesto, en perspectiva de género, el rendimiento de cuentas y la generación de estadísticas por género. Este último, es un gran avance ahora se puede saber cuánto dinero va a cada mujer a cada hombre. Toda esa generación de datos y transparencia nos ha permitido ser más asertivas.

¿Cómo se puede avanzar en materia de igualdad de forma rápida?

Formando y sensibilizando cada vez más a las funcionarias y funcionarios del Estado y cuando hablo del Estado me refiero al poder judicial y legislativo.

¿Por qué es importante seguir fortaleciendo la CIM?

Es un Foro que nos puede permitir a las mujeres del hemisferio que se nos escuche, que se nos tome en cuenta y que estemos en todos los temas. Tú no puedes tocar ningún tema donde no esté implicada la mujer, y pues tenemos que seguir trabajando para que en cada uno de los temas esté presente la CIM, con sus propuestas para mejorar el bienestar de las mujeres. Yo no estoy casada con ninguna ideología solamente me importa el bienestar de las mujeres.

En una palabra defina ¿qué significa la CIM para usted?

FUERZA



San Salvador, 1 de noviembre de 2011